lunes, 10 de febrero de 2014

¿Quieres ser el Héroe o la Heroína de tu vida?


¿Estás disfrutando de una vida plena? ¿Pones pasión en todo aquello que es importante para ti? ¿Te sientes útil para ti mismo y para el mundo? ¿Eres en este momento de tu vida quien realmente deseas ser? Si alguna de tus respuestas ha sido negativa, has de saber esto:
Tarde o temprano llega el momento, ¡es inevitable! El momento de elegir si realmente quieres ser tú mismo, o si prefieres seguir siendo para siempre lo que otros han hecho de ti.
Si tienes el valor de elegir lo primero, serás probado a lo largo del camino que habrás de recorrer como consecuencia de tu elección, y al final de él, te encontrarás a ti mismo y encontrarás tu Don y tu Poder; sabrás entonces quién eres realmente, para qué estás en este mundo, en esta vida, y cuál es tu lugar en tu lugar en el Universo.
Si eliges lo segundo, o prefieres no hacer nada y que sean los demás quienes elijan por ti, entonces serás lo que ellos quieran que seas, servirás a sus intereses y para su beneficio y no para el tuyo propio, y desconocerás la felicidad de ser tú mismo. Hay una frase que lo expresa muy claramente:
"Si no tienes tus propios planes, entrarás a formar parte de los planes de otros." 


En el Camino del Héroe, a este paso se le conoce como La Llamada, la que recibe el Héroe –o Heroína- y que en uso de su libre albedrío puede responder o rechazar, y muchos hacen esto último, porque la decisión implica consecuencias:
Dejar atrás el mundo ordinario de todos los días y cruzar el umbral que abre paso al mundo mágico que se convertirá en el escenario de fantásticas y extraordinarias experiencias, que nos confrontarán sin remedio con lo mejor y lo peor de nosotros mismos, lo cual es imprescindible si realmente queremos conocernos a nosotros mismos y descubrir nuestro valioso tesoro interior.
Todos los Héroes y Heroínas lo han hecho, sin excepción.
Yo también crucé el umbral y para nada me arrepiento, porque hoy sé que a pesar de las pruebas y trabajos, hubiera sido mucho peor no hacerlo, te lo aseguro.


Como es natural, las dudas son muchas, y los miedos se hacen muy presentes en esos momentos; nadie nos ha educado para enfrentar un desafío de ese calibre, ni tampoco hay muchos ejemplos a nuestro alrededor de personas que encaren con éxito esta clase de retos.
Por eso al paso que sigue a la llamada se le conoce como El rechazo a la llamada, rechazo que puede ser temporal o para siempre…
¡Y es que el desafío de salir de nuestra zona cómoda para ir más allá de lo conocido siempre nos impone un profundo respeto!


Y el precio a pagar es alto; lo siento pero tenía que decírtelo, pero también es justo ¡y sin ninguna duda merece la pena!
Esta afirmación la hago desde mi propia experiencia y la de aquellas personas que conozco de cerca y que sé que han recorrido hasta el final su propio Camino del Héroe.
Este es un desafío para gente extraordinaria, pero si nos lo proponemos todos podemos ser extraordinarios, ¡no lo dudes ni un instante!
Porque como afirmaba Nelson Mandela, un ejemplo de Héroe en el mundo de hoy, durante su famoso discurso de toma de posesión como presidente de Sudáfrica:

"Nuestro miedo más profundo no es el de ser inadecuados. Nuestro miedo más profundo es el de ser poderosos más allá de toda medida. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que más nos asusta."

Pastilla roja o pastilla azul, tú eliges…
¿Aceptas el reto?
Si tu respuesta es sí, sé bienvenido a este viaje para descubrir tu luz interior. ¡Y descubre tu Poder!
Yo te acompañaré a lo largo de tu Camino del Héroe, y durante mis sesiones y talleres irás descubriendo las valiosas herramientas que necesitas para superar tus límites, descubrir todo tu potencial y convertirte en la mejor versión de ti mismo.
Pues en nuestra esencia…


Somos Seres de Luz.

Basado en mi libro “Sé tu mejor versión. Con el Coaching y el Camino del Héroe.”



Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada