domingo, 2 de noviembre de 2014

Claves Prácticas para trabajar con La Sombra, 3ª Parte


Cómo integrar aquello que rechazamos de nosotros mismos


Esta es la última y más importante de las tres Claves Practicas que estoy compartiendo contigo, porque representa el motivo fundamental para seguir trabajando con nosotros mismos hasta conseguir integrar nuestra propia Sombra. Aquí esta...

3ª Clave: Lo que asumes te transforma, lo que niegas te esclaviza. Cuando asumimos nuestra Sombra estamos reconociendo y aceptando que estos aspectos y rasgos de nuestra Personalidad están ahí, para a continuación trabajar con ellos para darles un darles una salida, un uso positivo. 

 

Se trata de Transformar aquello que para nosotros es negativo para que se manifieste en nuestra forma de ser y de relacionarnos con el mundo de una manera positiva.
El no hacerlo tienen consecuencias fatales e inevitables; en palabras del psicólogo Carl Jung:

"Cada uno de nosotros proyecta una sombra tanto más oscura y compacta, cuanto menos encarnada se halle en nuestra vida consciente.
Esta sombra constituye, a todos los efectos, un impedimento inconsciente que malogra nuestra mejores intenciones.”




En la Física Cuántica, cuando se relaciona con la Psicología, se enseña que las emociones son una forma de energía, y que esta energía se puede manifestar en modo positivo (constructivo), o negativo (destructivo).  




Se trata de cambiar la Polaridad de la energía de – a +, y con ello se obtiene un cúmulo energético que podemos usar a nuestro favor; en cambio, si mantienes esa energía en tu Zona de Sombra, o sea, en tu Inconsciente Reprimido, no podrás disponer de ella a Voluntad y con Consciencia de cómo y para qué la estás utilizando; por el contrario, ella actuará según su propia naturaleza y se manifestará, generalmente de la peor de las maneras...

Vamos a poner un ejemplo: Si eres una persona que guarda rabia en su interior, bien por tu temperamento, bien como resultado de experiencias que para ti han sido frustrantes o te has sentido impotente, puedes hacer dos cosas con ella: Seguir guardándola dentro de ti y que se somatice en tu cuerpo en forma de enfermedades (Cáncer en órganos internos, ataques de vesícula, etc), o que explote un día, buscando salida por ella y la consecuencia sea que realices una acción de la que te arrepientas el resto de tu vida... (no es necesario dar más detalles sobre la clase de acción que llevaría a cabo, pues los periódicos y telediarios de todo el mundo nos los dan todos los días).




Pero también puedes asumir esa rabia no manifestada, comprendiendo su origen y utilizarla -en dosis adecuadas- para poner límites a las agresiones del mundo y utilizarla como combustible emocional para llevar a cabo acciones que requieran de gran esfuerzo y energía. (De esto último los grandes deportistas saben mucho, pues utilizan con frecuencia su propia rabia para impulsarse en los momentos decisivos de la competición).





Una rabia sublimada y convenientemente expresada, es decir, en el momento adecuado, en la dosis adecuada y con la persona adecuada, se traduce en un carácter firme, propio de una persona que se hace respetar.
En todo caso, podemos afirmar con total seguridad que la Rabia, al igual que cualquier otra emoción es indestructible. Tal y como se enseña en física elemental, de la misma manera que “la materia, ni se crea ni se destruye, solamente se transforma,” con las emociones sucede lo mismo, pues ambas -como ha sido comprobado en múltiples experimentos científicos- son en realidad la misma energía vibrando en niveles y frecuencias diferentes.
Recapitulando:

  • La Energía (Emociones Negativas) reprimida ya no está disponible para nosotros.
  • Transformando la Energía Negativa (Emociones Reprimidas) en Energía Positiva (Emociones Transformadoras) podemos crear nuevas experiencias.
  • La Energía que rescatas de tu Lado Oscuro te permite llevar a cabo acciones extraordinarias con resultados igualmente extraordinarios.

La Sabiduría Atemporal ha enseñado desde sus orígenes que nuestro verdadero Poder reside en nuestra Sombra, y hoy en día lo expresan los Superhéroes del Comic. 
 

El Increíble Hulk-Robert Banner

Y dentro de esta Sabiduría, las Artes Marciales nos enseñan en su doctrina y en su práctica que quien derrota a su enemigo se derrota a sí mismo.




El psicólogo Carl Gustav Jung, padre del concepto de La Sombra, afirmó en una ocasión que prefería que la gente le considerara una persona completa a simplemente una buena persona... Y todos somos así, personas con una faceta oscura y otra luminosa, como el propio Universo.




Estos Opuestos tienen una razón de ser; te invito a responderte a estas dos preguntas: 
 
¿Qué está equilibrando esta parte oscura y reprimida de mi Ser?
¿Qué me está dando, qué necesito, qué estoy dejando fuera de mi Consciencia?
Cuando encuentres las respuestas sabrás también porqué La Sombra en nuestra gran Maestra.




Recuerda que estos Opuestos están buscando ser armonizados, y solo tú puedes hacerlo; cuando lo consigues vives en la Plenitud del Ser, y solamente desde esta plenitud interna puedes vivir una Vida Plena.
Joseph Campbell, el gran divulgador del Arquetipo del Camino del Héroe nos legó esta profunda y emotiva enseñanza:

"El propósito del Viaje del Héroe es alcanzar la Compasión; cuando trasciendes los Pares de Opuestos has llegado a la Compasión.”




Es decir, cuando superas la Dualidad (Luz-Oscuridad, Positivo-Negativo, Bueno-Malo), y abrazas la Unicidad, convirtiéndote en un Individuo.

¡Y a continuación voy a compartir contigo el secreto que te había prometido revelar!

La Sombra no se manifiesta solamente en lo Individual, sino también en lo Colectivo, a nivel de familias, pueblos y de la Humanidad en su conjunto.
Y aún más... Todas las instituciones y organizaciones de la sociedad, así como las actividades profesionales que realizamos en nuestra vida tienen su lado oscuro.
Como en la Magia Blanca y la Magia Negra; la diferencia fundamental es la intención con la cual se practica... En provecho de los demás o en provecho únicamente de uno mismo. 
 



En la Trilogía de La Guerra de las Galaxias, cuyo argumento se basa en el Arquetipo del Camino del Héroe, se la denomina el Lado Oscuro de La Fuerza

 

En las empresas se utiliza una herramienta de diagnóstico de las relaciones entre los miembros de un equipo o departamento de trabajo conocida como Ventana de Johari.





El Primer Cuadrante (Área Pública) es nuestro Yo Consciente, conocido por nosotros y por nuestro entorno; el Segundo Cuadrante (Área Ciega) es aquello que nosotros expresamos de nuestra personalidad sin ser conscientes de ello, principalmente a través del lenguaje corporal, y por ello las demás personas van a saberlo sin que nos demos cuenta.
El Tercer Cuadrante (Área Oculta) es aquello que no queremos que otras personas sepan de nuestra personalidad, y que les ocultamos a propósito; y el Cuarto Cuadrante (Área Desconocida) es precisamente aquello que ni nosotros ni los demás conocen; en otras palabras: Nuestra Sombra.

Voy a concluir este trabajo con una reflexión: 
 
La Humanidad se encuentra en un Punto Crucial; tanto individual como colectivamente es imprescindible que asumamos nuestra Sombra, con todo el Dolor que alberga, porque esa energía amenaza seriamente con destruirnos como especie. Creo que ha llegado el momento de hacerlo, tenemos el conocimiento y las herramientas para conseguirlo. ¡Este es nuestro desafío!






En mis Talleres del Camino del Héroe trabajamos para integrar nuestra Sombra. ¡Únete a nosotros y consíguelo tú también!

Si no has leído las dos primeras partes de este trabajo, aquí puedes hacerlo:





No hay comentarios:

Publicar un comentario